Virgin Margarida

0

La película mozambiqueña ‘Virgin Margarida’, presentada al público en el pasado Festival de Cine Africano de Córdoba en la  sección ‘Sueño africano’ por el Griot al mejor largometraje, no ganó la ansiada figura, pero sí consiguió el favor del público, que disfrutó con la película y el posterior debate con su director,Virgin Margarida Licinio Azevedo.

Ambientada en 1975, año I para el hombre y la mujer nuevos en el Mozambique independiente, Virgin Margarida nos muestra un drama humano causado por motivos políticos. En una redada en Maputo, cientos de prostitutas son detenidas y enviadas al norte del país, para ser internadas en un campo de reeducación, con el objetivo de descolonizar sus mentes y acabar con las lacras que trajo el colonizador. Entre ellas, la prostitución.

Basada en hechos reales –aunque estos campos duraron tan sólo unos dos años-, el director, Licino Azevedo, entrevistó a algunas de las mujeres que pasaron por los campos –tanto las prostitutas como a las militares encargadas de gestionarlos- para documentarse y construir los personajes de la película. Un filme que, a pesar del drama, no se vive como triste porque está impregnada de momentos divertidos, ácidos, picantes… gracias a la entrañable relación que se crea entre las mujeres y a la diversidad y espontaneidad de las mismas, encarnadas todas por actrices no profesionales.

Virgin Margarida

Ahí tenemos a Rosa, siempre rebelde frente a la autoridad; a las mujeres del norte, con sus vestimentas tradicionales, y a la pobre Margarida, una campesina, virgen para más inri, que ha sido detenida por error. Y entre ellas se establece una preciosa relación, en la que el denominador común es la indefensión ante el poder, por muy “liberador” que éste diga ser. Una liberación de las mentes, en la que nadie parece creer, salvo la comandante María Joȃ̴o, responsable del campo y, precisamente, la primera en rebelarse cuando ve que las cosas no están resultando como deberían.

 

Dejar respuesta

Escribe tu comentario
Introduce tu nombre