Mozambique

3

Mozambique es uno de los países más pobres del mundo, el quinto o el sexto -qué mas da-, anda falto de hospitales y centros de salud, tiene sólo una autopista -el resto son carreteras secundarias pobremente asfaltadas-, necesita colegios, tiendas, casas, electricidad, medios de transporte, agua corriente…

Con 20 millones de personas y un Pib per cápita que será diez veces menor que el de España, la Cooperación Internacional parece haber puesto en Mozambique sus esperanzas de cambio. Es uno de los países que más Ayuda al Desarrollo recibe, hasta el punto de que el Ministerio de Economía se ha desgajado en dos, para dar lugar al de Finanzas y al de Negócios Estrangeiros e Cooperação.

El callejero de Maputo recuerda en muchas ocasiones a su pasado comunista.

Dos factores son clave para esto: por un lado, el Gobierno está siempre dispuesto a acoger a las decenas de ONG que tienen un proyecto en el país -aunque parezca mentira, no todos son tan permisivos a la hora de acoger a Organizaciones internacionales- y, por otro, los cooperantes aceptan encantados la estancia en Mozambique, un país seguro, acogedor, con buen clima y en el que siempre hay algo que hacer.

También los edificios de Maputo recuerdan las más de dos décadas de guerra que vivió el país. Aunque la foto es de 2008 y la situación ha cambiado mucho en la última década.

Después de varias décadas de guerra ‘de liberación’ frente a la colonización portuguesa, hasta junio de 1975, cuando el país obtiene la independencia, y otras tantas de lucha encarnizada entre las dos facciones independentistas, el Frelimo (de orientación comunista y ayudado por la URRS) y la RENAMO (apoyada por Sudáfrica y Occidente en general), el país consiguió ver la paz por fin en 1992.

Como consecuencia de los enfrentamientos, cientos de kilómetros de tierra y campos cultivables quedaron inutilizables debido a las minas antipersonas enterradas por todo el territorio, especialmente en el norte.  Su proliferación es tal que se han llegado a adiestrar a ratas para buscar y desenterrar las bombas, un proceso largo y costoso pero que hace pensar que, ahora sí, la guerra queda de verdad atrás. Aunque sea dificil de creer viendo su bandera.

La bandera de Mozambique, instaurada en 1983, recuerda también la beligerante historia del país (es la única con un fusil AK 47 en su interior).

3 comentarios

Dejar respuesta

Escribe tu comentario
Introduce tu nombre