En busca de energía

    0

    África quiere energía y está dispuesta a lo que haga falta para conseguirla. Pueden ser proyectos faraónicos como el de la gran presa del río Congo, que teóricamente produciría el doble de la energía que se obtiene hoy en China con la Presa de las Tres Gargantas -y que es un proyecto de momento irrealizable-; puede ser a través de los nuevos yacimientos de petróleo encontrados últimamente, en países como Ghana, por ejemplo; o puede ser, claro, a través de la energía nuclear. De momento, sólo Sudáfrica cuenta con esta fuente de energía en funcionamiento, pero parece ser que al menos una veintena de países africanos se han mostrado interesados por ella ante el Organismo de la Energía Atómica (OIEA).

    En busca de energía
    Imágenes como ésta dejan claro por qué África necesita energía.
    El mapa se puede ver en alta resolución aquí.

    Me gustaría más decir que el futuro del continente pasa por las energías renovables y que pronto veremos por todas las esquinas cocinas solares y coches ecológicos, pero sinceramente, lo dudo mucho. Los países africanos ven en la energía atómica la única que de verdad les puede sacar del pozo en el que se encuentran, una situación en la que la electricidad no llega ni mucho menos a todos los sitios y, cuando lo hace, va acompañada de cortes diarios.

    La realidad es que ningún tipo de energía será la panacea y la nuclear implica una elevadísima inversión inicial, pero parece que es la que los gobiernos consideran más fiable y rentable a largo plazo ().

    Por el momento, los países más interesados son los del norte del continente y Sudáfrica, pero Namibia también ha anunciado un programa que podría entrar en marcha en 2018.  Resulta que el país es riquísimo en uranio, tanto como que se sitúa en la cuarta posición entre los productores mundiales,a pesar de lo cual depende de la electricidad que importa de Sudáfrica y no es ni mínimamente autosuficiente.

    Al mismo tiempo, muchos países occidentales están encantados de poder vender sus técnicas y equipamientos, así que

    Dejar respuesta

    Escribe tu comentario
    Introduce tu nombre