Comienza la intervención francesa en Mali

0
Mapa realizado por El País. En él podemos ver la zona tomada por los rebeldes (todo el norte) y el avance que han llevado a cabo en las últimas semanas. Sevare se considera el lugar tope para el avance rebelde.

La intervención militar francesa en Mali ha comenzado este fin de semana, mucho antes de lo que se prevería, después de que los rebeldes islamistas avanzaran peligrosamente hacia el sur durante los días anteriores.

No ha pasado ni un año desde el golpe de Estado en Bamako (marzo de 2012) y la revuelta del Azawad y la situación se ha hecho ya insostenible. Parece mentira que un país que hasta hace 12 meses podía presumir de cierta estabilidad frente a sus vecinos se haya convertido ahora en un absoluto caos. Con toda la zona norte tomada por los rebeldes –también enfrentados entre sí, ya que la coalición de tuaregs e islamistas no ha durado mucho-, el gobierno no recuperado todavía del golpe de estado, el ejército bajo mínimos y totalmente desmotivado y con una intervención francesa que no convence a todos, algunos hablan ya de Estado fallido.  

¿Cómo se ha llegado a esta situación?  En el blog ya hemos hablado de ello, aquí y aquí, así que para no repetirnos, citamos e Íñigo Sáenz de Ugarte, en eldiario.es:

Hay dos hechos que destacan sobre los demás: el fin de la guerra de Libia y el golpe de Estado en Malí en marzo de 2012. Del primer factor ya se habló incluso antes del derrocamiento de Gadafi. El líder libio había apoyado desde los años 80 a los grupos de tuaregs que luchaban en el norte contra el Gobierno malí. Muchos de estos milicianos pasaron a engrosar las fuerzas libias hasta que la rebelión contra Gadafi les convenció de que estaban defendiendo una causa perdida. Algunos comenzaron a volver, pero los que se quedaron hasta cerca del final obtuvieron una recompensa especial: el saqueo de los arsenales militares.

Y esto, ¿debería preocupar a España? Responde Luis Ayllón, en su blog de ABC.

Mali está demasiado cerca de España como para desentenderse de un proceso que, de no ser frenado, amenaza con convertir ese país en un territorio en manos de Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI) y en una fuente de extensión de las actividades terroristas en el Norte de Africa, frente a las costas españolas. Hace sólo unos días, Mali fue uno de lo asuntos presentes en la cumbre bilateral entre España y Argelia.

No nos olvidemos, además, de que AlQaeda del Magreb islámico es la franquicia más boyante de Al Qaeda en todo el mundo, como explicaba hace poco Carlos Echevarría, profesor de Relaciones Internacionales en la UNED y analista responsable de terrorismo yihadista salafista del Instituto Español de Estudios Estratégicos (IEEE).

Manejan dinero proveniente de todo tipo de redes de tráficos ilícitos. Tráfico de seres humanos, armas, tabaco y drogas: no sólo el tradicional hachís sino también cocaína, como explicaba hace poco 

Para saber lo que está sucediendo sobre el terreno, seguid a Pepe Naranjo, que está contándolo desde Bamako para El País y, en el mismo periódico, los análisis de Ignacio Cembrero, con información recogida de primera mano de los líderes rebeldes.

Quizás te interese:

Dejar respuesta

Escribe tu comentario
Introduce tu nombre