“Voces de Mozambique”, la historia de Josina Machel

7

Me enteré por casualidad de que ayer ponían el documental  ‘Voces de Mozambique’ en la Filmoteca. Había oído hablar de él pero no había podido ir a verlo en el estreno, así que allí me planté puntual para no perderme esta película, de la que me llevé un par de gratas sorpresas.

Josina Machel, cuando ya se había unido a la guerrilla del Frelimo. Fuente: Mozambiquehistory.net
El documental reconstruye la historia de Josina Machel, una de las primeras mujeres  que entraron a formar parte de la guerrilla del FRELIMO (Frente de Liberación de Mozambique) que luchaba por la liberación de Mozambique, y una de las más ardientes defensoras de la liberación de la mujer, fuertemente reprimida en aquellos primeros años 60.
Parte el documental de un hecho simbólico: en Mozambique el Día de la Mujer se celebra no el 8 de marzo, como en Occidente, sino el 7 de abril, en recuerdo precisamente del día en el que murió Josina, con tan sólo 25 años de edad.  –Lo mismo sucede en Sudáfrica, donde este día se conmemora el 9 de agosto, en recuerdo a la revuelta de las mujeres ante la imposición del Apartheid de que llevaran el libro de pases-.
Hilado a través de una joven investigadora, Josina Malique (el nombre no es casualidad, sus padres se lo pusieron porque nació precisamente el día que murió la otra Josina)  que busca el recuerdo de la heroína mozambiqueña por todo el país, en el documental aprendemos que con tan sólo 16 años, Josina dejó el instituto donde estudiaba con la firme intención de unirse a la guerrilla, que operaba desde la vecina Tanzania. Su intento de huida –fue apresada en la frontera- le valió sus primeros meses de cárcel, pero esto no le amedrentó para volverlo a intentar, en esta ocasión con más suerte.

Cuando pudo por fin unirse a la guerrilla, participó en la creación de un incipiente servicio social y de enseñanza para jóvenes mozambiqueños en Tanzania y más tarde entró a formar parte del ‘Batallón femenino’. Era joven, inteligente y decidida: le ofrecieron una beca para ir a estudiar a Europa pero decidió continuar en primera línea de la lucha. Es así como llegó, junto a otras 25 mujeres, al campo de entrenamiento de Nachingweya, en la zona liberada de Cabo Delgado, al norte de Mozambique. Allí conocería a Samora Machel, futuro primer presidente del Mozambique independiente y su futuro marido. Juntos tuvieron un hijo, pero muy pronto Josina comenzó a darse cuenta de que algo no iba bien. No era capaz de aguantar los entrenamientos y las largas marchas, se sentía constantemente fatigada y débil.  A los pocos meses, el 7 de abril de 1974, murió sin poder ver el momento de liberación de su patria. Fue enterrada en Tanzania, hasta que pudo volver a su país, ya indendiente, en 1975. Una historia sin duda trágica que tenía todos los ingredientes para convertirla en la heroína del pueblo y las mujeres mozambiqueñas.

Janet Mondlane, durante el entierro de su marido, asesinado en 1969. A la izquierda, con los brazos cruzados, se encontraba el entonces presidente de Tanzania, Julius Nyerere. Fuente: ‘No easy Victories‘
Y en medio de esta historia, aparece una mujer blanca, con perfecto acento inglés, hablando de los años que pasó con Josina en los campamentos de guerrilleros. ¿? ¿y ésta quién es? Pues otra mujer a la que bien le podrían ahcer también un documental. Se trata de Janet Mondlane, viuda nada más y nada menos del fundador del Frelimo. ¿Pero qué hacía allí? La Wikipedia nos lo aclara: nacida en 1935 en Illinois en una familia de clase media-alta, conoció al que sería su marido durante una especie de campamento de verano para jóvenes, adonde Eduardo Mondlane había ido a dar una conferencia sobre el futuro de África. Cinco años después se casaron y en 1963 se trasladaron a Mozambique para comenzar la ‘lucha de liberación’ contra los colonizadores Portugueses.

Y otro descubrimiento más, ver cómo Samora Michel supo utilizar el cine –noticiero incluido: Kuxacanema- como modo de concienciación (y quizás también adoctrinamiento) social, y descubrir que su equipo dejó miles de rollos de película grabados, especialmente desde el momento de la independencia, pero también del entrenamiento en los campos de guerrilleros, de los discursos y de las celebraciones. Un ingente material que se ha ido perdiendo tras las casi dos décadas de guerra y la posterior etapa de posguerra, pero de la que todavía se pueden salvar algunas joyas. De ello se ocupa el Instituto Nacional de C

Con su moto, Ercilia recorre decenas de kilómetros para reunirse con mujeres campesinas.

ine de Mozambique, que se encuentra en proceso de recuperación de los archivos.

Pero el documental no se queda sólo en el pasado. Se acerca también al día a día de las mujeres mozambiqueñas de hoy y nos presenta al resto de voces que hacen de éste mucho más que un documental histórico. Conocemos así a Vania, ingeniera de 28 años que reconstruye el edificio histórico más emblemático de Maputo, en el que se originó el movimiento clandestino de liberación Mozambicana.  Tenemos también a Ercília, presidenta de la Cooperativa de mujeres de Chokwe, al sur de Mozambque; y a Esperanza Muthemba, hermana mayor de Josina Machel, que también participó en la lucha de liberación y hoy sigue tabajando por la mujer a través de la tradición oral.
Cartel promocional de la película 'Voces desde Mozambique
Cartel promocional de la película 'Voces desde Mozambique

Un completo documental que nos descubre la Voz de muchas mujeres, de ayer y de hoy, de las que apenas se conocen  datos y que han sido relegadas por la Historia. Noventa minutos para conocer mejor la lucha de los negros de Mozambique frente a los colonizadores portugueses, pero también la de las mujeres, gracias a fotos y vídeos de archivo que se entremezclan con entrevistas a personalidades como Graça Machel, segunda esposa de Samora Machel y actualmente casada con Nelson Mandela, que trabaja en favor de los derechos humanos de niños, mujeres y refugiados, o de Rosa Langa, periodista y escritora mozambiqueña.

Escrita y dirigida por Susana Guardiola y Françoise Polo, la película es una producción de Bausan Films, una productora que ya ha trabajado sobre otros temas africanos y que es responsable también de la excelente ‘María y yo’, sobre una joven autista.

Quizás te interese:

7 comentarios

  1. Estuve dos años y medio en Mozambique. Primero en la Embajada, y posteriormente fui a hacer una investigación sobre un libro que presento el 18 de enero. Es sobre Mafalala, un barrio histórico que podríamos llamar como el Soweto mozambiqueño. Allí vivieron Samora Machel, Eusébio (el futbolista del Benfica), Fanny Mpfumo (rey de la marrabenta), José Craveirinha (poeta nacional), etc. Es un lugar muy interesante que es necesario poner en valor.

    En 2010 celebramos el Día de la Mujer Mozambiqueña en la Cárcel Femenina de Maputo. La mayoría acaban allí por asesinar a sus propios maridos, con motivo de los maltratos sistemáticos que sufren. Llevamos una obra de teatro super contemporánea, pero muy entendible, sobre violencia contra las prostitutas, y un concierto de un grupo femenino. Fue una experiencia impresionante. Puede ser un buen post para el próximo 7 de abril.

    Gracias por los ánimos!

  2. ¡Hola Alejandro, encantada de conocerte!
    Qué envidia, seguro que fue genial ver cómo se llevaba a cabo el proyecto. Y qué bueno que la embajada apoye este tipo de cosas.

    Es un documental muy interesante, un gran trabajo de las directoras, sin duda, tanto por la parte histórica como por la más actual.

    Y tú ¿cuánto tiempo estuviste en Mozambique? ¿Te dio tiempo a vivir algún Día de la Mujer? Cuéntanoslo en tu blog. Acabo de verlo y está genial, lo añado ahora mismo a la sección!.

    Saludos!

  3. ¡Cuánta ilusión me ha hecho tu entrada! Conozco el proyecto desde que empezó a gestarse. Cuando trabajaba en la Embajada de España en Mozambique apoyamos el documental desde el primer momento. De hecho aparezco entre el público un segundito en la parte del concierto de la rapera Ivete. Susana y Françoise han realizado un extraordinario trabajo de documentación que se refleja a la perfección en el desarrollo de la película.

    Enhorabuena por la entrada y por tu extraordinario blog. Les voy a enviar el link a las directoras por si aún no han llegado a leerlo.

    Un abrazo.
    Alejandro.

  4. Hola Suso! El documental te gustará mucho, creo. Me ha encantado lo que cuentas del 7 de abril; en la película aparecen algunas imágenes, pero claro, no es lo mismo. Tendrías que hacer un post sobre este tema, tú que lo conoces bien 🙂

    Begoña, a mí también me encantó, sí, fue una suerte que lo pusieran porque apenas ha tenido distribución, siempre pasa lo mismo.

    Bueno, un beso a los dos y Feliz Año Nuevo!

  5. El 7 de abril es una verdadera fiesta popular, todo Moçambique se llena de mujeres orgulloras luciendo sus capulanas (la tela con la que se visten) con la cara de Josina Machel,todo un símbolo de libertad.
    Aun queda mucho por descubrir de este país donde la mujer tiene un papel principal en la vida pública, profesionales formadas, desde doctoras a congresistas, ministras, directoras nacionales y demás, con cifras que harían enrojecer a países más “desarrollados” como se dice.

    En este país se ha dado una importancia vital a la educación desde la lucha de independencia, con escuelas móviles y programas de alfabetización. Poco a poco se van viendo los logros de esa opción por la educación como prioridad.

    Me anoto el documental para verlo y curar saudades.

    Muchas gracias por traerme un poco de aquel país;Beijinhos e a luita continua!

Dejar respuesta

Escribe tu comentario
Introduce tu nombre