Independencias africanas: ¿Qué fue de la cultura y la sociedad 50 años después?

    0

    Achmat Dangor, Donato Ndongo y Boualen Sansal se dan cita en el SILA. Tres escritores, tres países, tres historias y tres independencias. Curiosamente, ninguna de ellas en el año 60, fecha que se ha adoptado para, genéricamente, situar las ‘independencias africanas’.

    Se enfrentan a una pregunta, de difícil respuesta: ¿Qué han significado estos 50 años de Independencia en el aspecto cultural y literario de África?

    Donato Ndongo lo tiene claro. Frustración. Frustración frente a la alegría desatada con las independencias. Frustración frente a la esperanza de un futuro mejor que se vislumbraba en los 60. Frustración de los escritores que, después de luchar y sufrir por la independencia, vieron cómo sus textos era de nuevo censurados por los que expulsaron al colonizador. Frustración al ver que sus países no disfrutan de una verdadera soberanía sobre la política económica y exterior de sus países. Frustración al ver cómo, en Chad, unos ciudadanos franceses son arrestados por traficar con niños y llega Sarkozy y se los lleva de vuelta a casa en un avión como si no hubiera pasado nada”. Frustración al ver cómo “los regímenes totalitarios cambiaron la cultura occidental, la del colonizador, por la NADA, por la ignorancia”. En definitiva, contraataca con otra pregunta, ¿qué optimismo podemos transmitir? ¿Cuántos países han conseguido la libertada real por la que lucharon nuestros padres? Prácticamente ninguno. Creo que la frustración y la desesperanza están plenamente justificadas”.

    Boualem Sansal, directamente, se pregunta dónde está esa independencia. “Yo, como argelino, no he visto nunca la independencia. Durante un siglo y medio hemos estado colonizados por los franceses, antes por los romanos y los turcos. Y ahora por los islamistas, o por los árabes, una nación árabe que, por cierto, no sé ni dónde se sitúa”. “En Argelia nos encontramos con que todo por lo que habíamos luchado, todos los valores que teníamos para cuando llegara la Independencia, desaparecieron. Ahora no entendemos nada”.

    Sólo Achmat Dangor parece mantener la esperanza. Él sí cree que ha habido avances y se pregunta si no serán los propios escritores los primeros en crear esa imagen de desesperanza que se ve del continente. “¿Seremos capaces de usar la Literatura para cambiar el paradigma que se tiene sobre África?

    Dejar respuesta

    Escribe tu comentario
    Introduce tu nombre