Reflexiones sobre Joburg

    2

    De todo lo que vimos, probablemente lo que más impactó a Cris fue Johannesbugo. Esa ciudad que atrae y repele a la vez y que es tan dificil de explicar.

    Ella lo cuenta muy bien en su blog, así que si os interesa, echadle un vistazo.

    Don’t call me nigger, whitey!

    Hacerse una idea rigurosa de Johannesburgo sin haberla pisado antes es casi casi imposible. Lo digo ahora, pensando en la imagen que tenía de ella antes de mi escapada africana.

    Del continente-madre no impresiona tanto su sabana, sus animales o sus ritos ancestrales -tantas veces acumulados en libros, películas y discos- como la posibilidad de encontrar una única urbe en el mundo donde sentir de verdad la diferenciación racial desde el otro lado: “Tú no eres negro”.

    El texto entero en: Déjese querer por una loca

    2 comentarios

    1. Bueno, nuestra excursión al Blyde River Canyon, el Pilgrim's Rest, La roca, la 'manifa' de Soweto tampoco estuvieron mal… 🙂

      a ver si subo las fotos a Flickr!

    Dejar respuesta

    Escribe tu comentario
    Introduce tu nombre