Me llamaron negra. Victoria Santa Cruz

1

Afroperuana de armas tomar, Victoria Santa Cruz fue probablemente la mayor exponente del arte negro peruano y una gran defensora de la negritud y el orgullo afroamericano de todo el continente. Nacida en octubre de 1922 en Lima, llegó a ser una reconocida  compositora, coreógrafa y diseñadora. Viajó por todo el mundo con sus ritmos y sus canciones y llegó a ser directora del Centro Nacional de Cultura de su país. Falleció a los 91 años en su Lima natal.

Como difusora y defensora de la cultura negra, dejó escrito uno de los más bellos poemas en el que explia cómo fue para ella el descubrir que, efectivamente, era negra. “Claro que ya antes sabía que era negra, pero no sabía lo que sifnificaba ser negra”. Lo cuenta estupendamente aquí (“una puñalada es una caricia comparada con aquello que me pasó. Fue muy doloroso y nació en mí una cosa de revancha terrible”  y   lo canta aún mejor aquí:

me gritaron negra from REVISTA.VOZAL on Vimeo.

 

Este es el texto del poema:   Me gritaron negra. Por Victoria Santa Cruz

 Tenía siete años apenas,

¡Qué siete años!

¡No llegaba a cinco siquiera!

De pronto unas voces en la calle

me gritaron ¡Negra!

 

¡Negra! ¡Negra! ¡Negra! ¡Negra! ¡Negra! ¡Negra! ¡Negra!

 

“¿Soy acaso negra?”- me dije

¡SÍ!

 

“¿Qué cosa es ser negra?”

¡Negra!

 

Y yo no sabía la triste verdad que aquello escondía.

¡Negra!

 

Y me sentí negra,

¡Negra!

 

Como ellos decían

¡Negra!

 

Y retrocedí

¡Negra!

 

Como ellos querían

¡Negra!

 

Y odie mis cabellos y mis labios gruesos

y mire apenada mi carne tostada

 

Y retrocedí

¡Negra!

 

Y retrocedí . . .

¡Negra! ¡Negra! ¡Negra! ¡Negra!

¡Negra! ¡Negra! ¡Neeegra!

¡Negra! ¡Negra! ¡Negra! ¡Negra!

¡Negra! ¡Negra! ¡Negra! ¡Negra!

 

Y pasaba el tiempo,

y siempre amargada

Seguía llevando a mi espalda

mi pesada carga

¡Y cómo pesaba!…

 

Me alacié el cabello,

me polvee la cara,

y entre mis entrañas siempre resonaba la misma palabra

 

¡Negra! ¡Negra! ¡Negra! ¡Negra!

¡Negra! ¡Negra! ¡Neeegra!

 

Hasta que un día que retrocedía , retrocedía y qué iba a caer

¡Negra! ¡Negra! ¡Negra! ¡Negra!

¡Negra! ¡Negra! ¡Negra! ¡Negra!

¡Negra! ¡Negra! ¡Negra! ¡Negra!

¡Negra! ¡Negra! ¡Negra!

 

¿Y qué?

¿Y qué?

 

¡Negra!

Si

 

¡Negra!

Soy

 

¡Negra!

Negra

 

¡Negra! Negra soy

¡Negra! Si

 

¡Negra! Soy

¡Negra! Negra

¡Negra! Negra soy

 

De hoy en adelante no quiero

laciar mi cabello

No quiero

Y voy a reírme de aquellos,

que por evitar -según ellos-

que por evitarnos algún sinsabor

Llaman a los negros gente de color

¡Y de qué color!

 

NEGRO

¡Y qué lindo suena!

 

NEGRO

¡Y qué ritmo tiene!

 

NEGRO NEGRO NEGRO NEGRO

NEGRO NEGRO NEGRO NEGRO

NEGRO NEGRO NEGRO NEGRO

NEGRO NEGRO NEGRO

 

Al fin

Al fin comprendí

AL FIN

 

Ya no retrocedo. AL FIN

 

Y avanzo segura. AL FIN

 

Avanzo y espero. AL FIN

 

Y bendigo al cielo porque quiso Dios

que negro azabache fuese mi color

 

Y ya comprendí. AL FIN

 

¡Ya tengo la llave!

 

NEGRO NEGRO NEGRO NEGRO

NEGRO NEGRO NEGRO NEGRO

NEGRO NEGRO NEGRO NEGRO

NEGRO NEGRO

 

¡Negra soy¡

Quizás te interese:

1 comentario

Dejar respuesta

Escribe tu comentario
Introduce tu nombre