Queens of Africa, muñecas negras para cambiar el imaginario

1

Cuenta Chimamanda Ngozi Adichie que cuando era pequeña y comenzó a escribir, los personajes que creaba eran “blancos y de ojos azules, jugaban en la nieve, comían manzanas y hablaban todo el rato sobre el clima: ‘qué bueno que el sol ha salido'”. Eso “a pesar de que vivía en Nigeria y nunca había salido de Nigeria, no teníamos nieve, comíamos mangos y nunca hablábamos sobre el clima porque no era necesario”. La colonización había creado un imaginario externo a los africanos, una idea de sociedad que se había extendido tanto que ellos mismos asumían como propia. Y de la que tardaron mucho tiempo en desprenderse.

Las muñecas negras, Queen of Africa, visten con los coloridos trajes de las mueres Igbo, Hausa y Yoruba, los tres mayores grupos étnicos de Nigeria.

Algo similar debió pensar el nigeriano Taofick Okoya cuando en 2006 fue a comprar un regalo para su sobrina y se encontró que en las tiendas había preciosas muñecas, de distintos tamaños, vestidos y complementos pero todas… invariablemente blancas, a pesar de encontrarse en el país con mayor población negra del mundo.

Okoya, empresario y ex director de una empresa familiar de utensilios de plástico, tuvo entonces la idea de crear sus propias muñecas, a imagen y semejanza de las mujeres de su país, o sea, negras. Fundó entonces “Queens de África”, una empresa que hoy vende más que la todopoderosa Barbie en Nigeria.

Taofik Okoya, crador de las muñecas negras que triunfan en Nigeria, Queens of Africa

“La idea es promover la autoaceptación y la confianza en nuestras propias niñas. Quería que se gustasen a sí mismas y a su raza, porque la sobreexposición a las muñecas y personajes blancos hacía que ellas mismas deseasen ser blancas”, ha declarado el empresario al periódico Globo. El objetivo es sin duda bueno, pero ya que buscaba ‘autoaceptación y confianza’ podía haber optado también por crear muñecas con cuerpos diferentes al estándar promovido por Barbie. Porque salvando el color, las Queen of Africa son igualitas a las Barbie de toda la vida, con su cinturita de avispa y pecho saltón. Cosa que no representa a las mujeres africanas, ni las españolas, ni las de Kuala Lumpur.

En lo que sí ha puesto interés el ideólogo de estas muñecas, es en la vestimenta, imitando los coloridos trajes de las mueres Igbo, Hausa y Yoruba, los tres mayores grupos étnicos del país.

Una iniciativa muy interesante –salvando el tema del físico estereotipado de las muñecas- que ha tenido una gran repercusión en Brasil, donde la población de negros y mulatos supera a la de blancos– y donde ya están rodando un documental sobre estas muñecas africanas.

 

Quizás te interese:

1 comentario

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Cuenta Chimamanda Ngozi Adichieque cuando era pequeña y comenzó a escribir, los personajes que creaba eran “blancos y de ojos azules, jugaban en la nieve, comían manzanas y hablaban todo el rato sobre el clima: ‘qué bueno que…..

Dejar respuesta

Escribe tu comentario
Introduce tu nombre