África y la cooperación con el Sur desde el Sur

4
Esta tarde se presenta en Madrid “África y la cooperación con el Sur desde el Sur”, un libro que aboga por el fortalecimiento de esta cooperación que puede convertirse en una oportunidad para que los países africanos adquieran cierto protagonismo en la geopolítica global y mayor margen de maniobra en el sistema internacional.Explica el profesor Mbuyi Kabunda, coordinador del libro, que la “cooperación horizontal” (entre dos grupos de socios en vías de desarrollo) nació en la década de los 50 y 60, y se define como un proceso destinado a “promover la cooperación técnica, económica  política entre los países en desarrollo en la realización de sus objetivos comunes”.

Pero es ahora, en los últimos años, cuando los efectos de esta cooperación empiezan a ser apreciables lo que permite analizarla e intentar explicarla. Eso es lo que hacen en el libro diversos autores, que hablan de la Cooperación que están llevando a cabo nuevos actores internacionales, como India, China, Brasil y la propia Sudáfrica.

Dividida en capítulos dedicados a cada uno de estos países, me gustaría resaltar los que tratan sobre Brasil y Cuba, por ser temas de los que había oído hablar menos y me han parecido más interesantes.

Sobre Brasil, Jairo Baquero ofrece algunos datos interesantes, como que Lula ha visitado nueve veces el continente desde 2003 y el comercio con África ha crecido cerca de un 400% desde el inicio de su mandato, lo que da buena muestra del cambio de los últimos años.

Explica el autor que “la cooperación de Brasil ha buscado, entre otras cosas, fortalecer los estados africanos a nivel institucional” y se ha centrado en la agricultura, la formación profesional, educación, justicia, salud, medio ambiente, biocombustibles, transporte aéreo y turismo, entre otros, pero  termina con un repaso a las visiones críticas sobre esta cooperación, pues el gigante latinoamericano busca sobre todo materias primas, mercados para sus productos y aliados en el escenario internacional.

Así, por ejemplo, Brasil concentra su interés en dos direcciones muy concretas:
–    La del petróleo, a través de Petrobras, presente en Congo-Brazzaville, Guinea Ecuatorial, Tanzania, Argelia, Egipoto y Libia, con importantes inversiones en Angola y Nigeria.
–    La de la cooperación tecnológica para la producción de biocombustibles, en lo que se ha dado en llamar “la diplomacia del etanol”, que ha sido éticamente cuestionable por ser una amenaza para las tierras africanas.

Otro capítulo muy interesante es el de Cuba. Un país que, ya fuera por objetivos políticos, por el “deber de compensación” (frente a la esclavitud) del que hablaba Castro o por motivos altruistas, ha realizado una enorme cooperación con África. Efectivamente, “son pocos los países africanos que no han recibido en su suelo a cooperantes cubanos o no cuentan con algunos de sus nacionales graduados en instituciones cubanas de educación superior”.

Desde que, en 1963, Cuba enviara su primera brigada médica a Argelia para prestar gratuitamente sus servicios, este país siempre ha destacado por sus esfuerzos en sanidad y educación a través de campañas de alfabetización, programas de salud, oftalmología… Asimismo, el gobierno desplegó una fuerte campaña para el mejor conocimiento de África entre los cubanos, a través de la edición de libros, cuentos africanos y obras literarias que, en su mayoría, fueron traducidos por primera vez al castellano en la pequeña isla caribeña.

Por último, se naliza la integración regional en África, intentando descifrar si podrá de verdad actuar de forma complementaria a la cooperación sur –sur o terminará reproduciendo los desequilibrios norte -sur que ya se han dado en otras ocasiones.

4 comentarios

  1. Kabunda es una autentica eminencia en este tema. Participó hace poco en una mesa redonda sobre África realizada en Barcelona y organizada por Manos Unidas. Su conclusión era: Las ONGs deben hacer menos pozos y mas presion a BM, FMI, para diseñar políticas realmente justas que permitan unas condiciones de desarrollo real.

    Ahora, la misma ONG, Manos Unidas, esta en plena campaña de promoción de un concurso de cortometrajes que tiene por finalidad sensibilizar y recordar al primer mundo los terribles problemas que sufre Àfrica. Os adjunto el link por si os interesa:

    http://www.clipmetrajesmanosunidas.org/

    Muchas gracias, y muy interesante sin duda el artículo

  2. Sí, a mí me pasó exactamente lo mismo, Suso. Fue leyendo el capítulo que me acordé de aquel médico cubano que nos recomendaron en Ghana por si alguna vez nos pasaba algo; de otro chico que sabía español porque había estudiado en La Habana… En fin, no sé si modélico, pero desde luego sí una cooperación verdaderamente útil, especialmente en lo que a formación de profesionales se refiere. Formación de 'cerebros' que luego vuelven a sus países, en vez de salir de ellos.

  3. Que gran labor está haciendo casa África, promoviendo estos libros, me lo anoto y lo leeré, tras África al socorro de África, que me abrió nuevos ángulos en la visión de la cooperación y sobre qué estamos haciendo en África…

    La cooperación China ya la hemos comentado en otra entrada, así que no voy a enredarme.

    Lo que si se merece una mención bien grande es el caso de Cuba. Sólo ahora que lo leo en tu blog me doy cuenta que en diversos momentos de mi vida, en viajes, viviendo, me he cruzado bien con profesionales cubamos de misión, o que personas que se formaron en Cuba, para mi era algo normal, pero acabo de caer en la cuenta de que es un país modelico en lo que yo siento como COOPERACIÓN AL DESARROLLO.

    Un abrazo y graciñas por la recomendación.

Dejar respuesta

Escribe tu comentario
Introduce tu nombre