‘El dios de Madera’

0

'El dios de Madera'Escritor, poeta, crítico de cine y guionista. Estaba claro que sólo le faltaba un cosa, dirigir sus propias películas. Y así lo ha hecho Vicente Molina Foix en ‘El dios de Madera’, una cinta adaptada de un cuento que el autor escribió hace ya unos años, cuando el fenómeno de la inmigración estaba en sus inicios, cuando se trataba de una cosa completamente distinta a lo que es hoy en día.

“Era un cuento breve, a un director le gustó y me pidió los derechos. Yo se los cedí, pero la película nunca se llegó a producir por algunas dificultades. Luego, mucho tiempo después, yo encontré un productor dispuesto a apoyarme y la hicimos nosotros mismos”, cuenta el director.

Es una historia sobre inmigración, claro, pero muchas cosas más. Por ejemplo, la soledad de los mayores, la desorientación de los jóvenes y las diferentes formas de vivir la vida.

“No es un documental. No es un alegato a favor o en contra de nada. No es un llamamiento. Sólo trata de reflejar la mirada que yo he imaginado”, decía Molina Foix en la presentación en el TEA.

Y la verdad es que es un drama impregnado de ternura y humor. Situaciones un tanto inverosímiles resueltas con realismo. Una fábula contemporánea sobre los sentimientos y las inseguridades, tanto de inmigrantes como españoles, ante las que cada uno de los protagonistas lucha como puede y a su manera.

En este sentido, me gustó mucho la contraposición entre Yaou (Mami Diocou), sengalés, y Rachid (Soufianne Ouaara), marroquí, que se enfrentan de formas muy diferentes a su vida en España. El primero casi siempre callado, tranquilo, invisible; el segundo parlanchín,  extrovertido, buscavidas.

'El dios de Madera'
La historia entre Yaou y Marisa es, sin duda, lo más sorprendente, llamativo y bonito de la cinta.

Una película amena e interesante, que no pretende descubrir nada nuevo, pero sí tratarlo de una manera diferente. Un gran acierto que triunfó en el Festival de Cine de Málaga y que espero que siga teniendo recorrido.


PD: Por poner alguna pega, diría que es un poco larga; pero a mí casi todas me parecen largas.

Dejar respuesta

Escribe tu comentario
Introduce tu nombre