Disturbios en Mozambique

6

Mozambique se levanta hoy en pie de guerra por segundo día consecutivo. El ‘síndrome postvacacional’ -para los que hayan tenido vacaciones- no debe estar siendo fácil en Maputo, donde la población se ha encontrado con un aumento del 30% del precio del pan.

[Control policial en las calles de Maputo duante los
enfrentamiento de ayer, 1 de septiembre. REUTERS/Grant Lee Neuenburg]

Los enfrentamientos han dejado ya seis muertos y se espera que las protestas continúen. Y eso a pesar de que, según el portavoz de la policía, Pedro Cossa, “el ejército tenía orden de limpiar la ciudad de barricadas, pero no de restaurar el orden y la seguridad pública”.

[“Echando leña al fuego”. Un manifestante lanza un neumático
a una de las barricadas, en Maputo. Foto: REUTERS/Grant Lee Neuenburg]

Habrá que ver cómo se desarrollan los acontecimientos, pero la experiencia de 2008 debería servir para ser conscientes de que el aumento del precio de los productos de primera necesidad es uno de los principales problemas con los que se encuentran los países más pobres.

Un problema que puede verse ampliado en África, donde hace dos años las potencias comenzaron a comprar tierras de cultivo para asegurarse su propio abastecimiento en caso de un nuevo alza de los precios.

Está por ver si lo de Mozambique ha sido una situación aislada o es el preludio de una protesta que puede generalizarse por todo el continente. Pero si pasa lo segundo, alguien debería tomar cartas en el asunto y evitar que el precio de los cereales dependa de lo que pasa en mercados de futuros y otros inventos de la nueva economía, porque está en juego la vida de muchas personas.

ACTUALIZACIÓN /RECTIFICACIÓN (7-09-2010): Como muy bien explica Borja Monreal en los comentarios, la subida del precio del pan -producto subvencionado por el Ejecutivo- se debió a una decisión del Gobierno mozambiqueño, y no a fluctuaciones de otro tipo, como yo había pensado. De hecho, según publica hoy Fundación Sur, ante los graves altercados de la semana pasada, el Gobierno ha decidido dar marcha atrás en su plan y volverá a dejar los precios del pan, y del agua, como estaban.

Nueva actualización (10-09-2009): Recomiendo leer este post de Jose Carlos Rodríguez: Mozambique, la revuelta del pan.

En el país hay inversiones, crecimiento económico (además de una paz duradera, que no es poco) y el gobierno ha conseguido bajar la inflación del 70 al 10 por ciento. Pero tiene un problema que cada vez es más común en toda África: la dependencia de alimentos del extranjero

 

Quizás te interese:

6 comentarios

  1. Hola Aurora!!
    Sí, sigo por Angola y sigo con el Blog, que inicia su tercerta temporada esta semana.
    ya comienza a ser mucho tiempo por estas tierras… y lo que me queda… ¿Tú sigues por Sudáfrica?

    Un fuerte abrazo y felicidades por el blog!

  2. Borja,

    Tienes razón en que, a priori, es positivo que se estén cultivando más tierras, sea por parte de quien sea, ya que eso aumentará la producción. Pero el caso es que al final, por mucho que se produzca, siempre hay lugares en los que faltan alimentos. O países que ven cómo crecen sus excedentes pero la población no tiene acceso a ellos. No sé si me explico bien, pero es que no siempre la ley de la oferta y la demanda funciona como nos enseñaron.

    (Por cierto, no sé si lo sabrás, pero soy Aurora, amiga de Pi, nos conocimos en Sudáfrica. Me acuerdo de tu nombre por el blog que tenías el año pasado ¿Sigues por Angola?)

  3. Hola,

    Si no me equivoco, y puede ser que sí, este no es un caso de subvención directa. Creo que es algo así como: una mezcla entre depreciación del meticai, subida de los precios de los alimentos (debido a la subida del petróleo y a problemas de suministro de cereal en Rusia, China…) y subida de los impuestos sobre los alimentos, que gozaban de una especie de exención fiscal. Pero sí que es verdad que el Gobierno ha estado presionando a la Asociación de panificadores para no subir los precios pese a que estos veían sus márgenes reducidos contínuamente, hasta un punto en que se ha hecho insostenible y han tenido que aumentar los precios de golpe un 30%.

    Respecto al asunto de la compra de tierras por empresas extranjeras (estatales o no estatales), yo creo que no es negativo por naturaleza, hay que hacer el análisis coste beneficio, es decir, calcular si la riqueza que crea una explotación agraria es mayor o menor respecto a la imputación que tiene esta plantación en la subida de los precios de los alimentos (que croe que es poca). Hay que pensar que al final por mucho que sea para asegurarse existencias de cereal en el país de origen, el hecho de que se produzca más, aumenta el mercado global de producción alimentaria, lo que hace que, al existir más oferta, disminuya la tendencia alcista de los precios de los cereales. 20 millones de hectáreas cultivadas más, son muchas hectáreas a acontribuir al mercado global de este producto y por lo tanto a la regulación de los precios.

    Un abrazo,

  4. Hola,

    Yo creo que si la compra de tierras por parte de empresas (algunas, estatales) es para asegurarse el suministro de cereales (para exportarlos a sus países de origen) en caso de una nueva subida mundial de los precios, sí es preocupante. Según algunas noticias publicadas, eso es lo que han estado haciendo algunas compañías. Según publicó el propio The Economist, “en los últimos dos años, hasta 20 millones de hectáreas de tierra arable, un área tan grande cómo toda la superficie agrícola de Francia, ha sido adquirida por países como Arabia Saudí, Kuwait y China”.

    En la otra cuestión, la verdad es que no sabía que existía una subvención tan fuerte y que la han quitado de golpe. Realmente pensé que se debía a un alza provocado por cambios en la demanda mundial y a algún tipo de especulación de los mercados, así que muchas gracias por la información. Acepto el mea culpa y, de hecho, voy a agregarlo al texto, porque me parece muy importante para comprender la noticia.

    Saludos

  5. Hola,

    Entiendo que:
    1- Que empresas multinacionales compren tierras en Mozambique no tiene porque ser de base negativo, si bien puede tener algún efecto contraproducente, entiendo que para ponerlas en producción se necesita mano de obra local. El muy fácil criticar de base la inversión extranjera, pero ¿quién va a poner en producción las tierras valdías de muchos países africanos si no hay capital interno?
    2- El problema no es que suba el pan porque existe un mercado de futuros y derivados que hace imprevisible los precios de las materias primas (que sí es un problema pero que no concierne a Mozambique ni a ningún país individualmente abordarlo), el problema es la manía de intervenir los precios para mantener precios absolutamente irreales. Si el pan no estuviera intervenido en Mozambique, el precio hubiera subido paulatinamente y no hubieran exisistido estos disturbios con un cambio tan radical de precios. En Angola acaba de suceder un caso parecido: Angola, un país productor de petróleo (aunque muy poco de refinados) tenía los precios de la gasolina completamente intervenidos y subvencionados. Hace una semana ha retirado las suvbenciones y ha subido los precios en un 50%, lo que le puede suponer más de un problema social. Cual es el error, retirar la subvención o haberlo subvencionado durante tantos años, perdiendo una cantidad de dinero ingente que podría haberse utilizado para mejorar las condiciones de vida de los ciudadanos.

    Un saludo

Dejar respuesta

Escribe tu comentario
Introduce tu nombre