Una guardería infantil transforma en Dakar la vida de los niños (I)

0

(Nuestro ‘corresponsal’ en Senegal, Fred Atadyodi, nos envía este reportaje sobre el trabajo de la Casa de Acogida para niños de Dakar, La Pouponnière. Allí, Fred ha conocido el trabajo que llevan a cabo las hermanas franciscanas con los niños huérfanos o abandonados. Y allí se ha encontrado con una española que recientemente ha adoptado a uno de estos pequeños. El de la adopción es un tema delicado, del que últimamente hemos recibido noticias muy negativas, pero éstas son la excepción y no la regla. Cuando se hace bien, la adopción internacional sirve para hacer felices a familias y niños.

Una guardería infantil transforma en Dakar la vida de los niños. Por Fred Atadyodi.

La guardería infantil de las hermanas franciscanas Pouponnière de la Médina, fundada en 1957, completa el trabajo que la sobrecargada sección de Pediatría del hospital de Dakar no puede realizar en favor de los niños que sufren desnutrición, anemia y otras enfermedades. Tras ser acogidos, la vida de estos niños se transforma completamente, como si de un cuento de hadas se tratase.

Los padres de los pequeños son generalmente pobres, de modo que no pueden ocuparse lo suficiente por el crecimiento de sus retoños. La guardería explica que el tratamiento nutricional dispensado por el hospital es decepcionante. Obligados a salir prematuramente de los hospitales, los niños desnutridos y mal alimentados tienen numerosas recaídas una vez que son acogidos por las familias, debido a la falta de tratamiento específico».

«Nuestro centro es verdaderamente pediátrico, la guardería infantil es administrada por profesionales de la salud: enfermeras y una comadrona de Estado”. Millares de niños han encontrado allí el bienestar y felicidad que necesitaban y algunos de los abandonados deben su supervivencia a esta institución de las hermanas franciscanas.

Entre 1955 a 2008, la institución acogió a 4027 niños de 0 a 1 años, de los que 3413 eran huérfanos, y cerca de unos 600 han sido adoptados o se encuentran en vía de la adopción. Desgraciadamente 102 fallecieron al principio, pero hoy las defunciones se volvieron muy raras, explica Justina de Miguel, la directora.

Los niños adoptados son en general huérfanos o niños abandonados cuyos parientes no han sido identificados. Los que sí tienen familia, pero provienen de un entorno pobre, pasan en la Guardería unos 8,9 0 10 meses, hasta que vuelven con sus madres una vez su salud ha mejorado. Pero la ayuda de la Institución a la familia prosigue durante unos dos años más, con la concesión de los alimentos nutritivos necesarios.

Imagen de la web de La Pouponnière, en Dakar, la insitución que acoge
a los niños huérfanos o de familias pobres.

Continúa…

 

Quizás te interese:

Dejar respuesta

Escribe tu comentario
Introduce tu nombre