¿Por qué no nos interesa Pakistán?

2

En Canal Solidario se preguntan hoy qué nos pasa que no nos movilizamos por Pakistán como lo hicimos por Haití. Por qué hace unos meses todo el mundo quería ir a ayudar al país caribeñoy hoy han desaparecido los voluntarios para el asiático. Por qué Puerto Príncipe forma ya parte de nuestra memoria colectiva mientras todavía seguimos sin saber dónde está Baltistán

Las respuestas son variadas pero se podría reducir a que, una vez más, nos movilizamos en función de lo que nos ofrecen los medios de comunicación.

¿Por qué no nos interesa Pakistán?
Mujeres cruzando una zona inundada
a las afueras de Multan. EFE

1.- Aunque hay miles de imágenes del desastre, el bombardeo no ha sido tan masivo como lo fue en el caso de Haití. ¿Por qué? a) Es cierto que la magnitud de la catástrofe se ha ido conociendo poco a poco y no de golpe como en Haití, pero creo que la verdadera respuesta es que.. b) Haití está a tiro de piedra de Estados Unidos. En avión, no se debe tardar más de una hora saliendo desde Miami. Y menos aún desde Puerto Rico. Cada día, decenas de periodistas, fotógrafos y cámaras de televisión partían hacia el país devastado para encontrar la imagen más impactante, el testimonio más desgarrador y la historia más explosiva. Testimonios, por cierto, que los protagonistas ofrecían en francés, inglés o español, directito a nuestras oídos. No como los de los pakistaníes, oiga, que les da por hablar urdú y no hay quien los entienda.

2.-  El Gobierno no parece de fiar y el país tiene una mala imagen internacional. No es sólo que tenga mala imagen es que, directamente, da miedo. Más de uno se preguntará, ¿pero Bin Laden no estaba por ahí? Nadie lo sabe, pero esa noticia la deben haber dado unas cien veces y en todos los caso el Ejecutivo aparecía como sospechoso de no hacer nada por encontrarle. También puede que el país nos suene porque alguna vez oímos hablar de Cachemira y del ‘peligro nuclear’ de la zona. O peor aún, puede que hasta nos dé por buscar un mapa y veamoss que hace frontera con Afganistán!. Si es que así, ¿quién se va a ir de voluntario?

¿Por qué no nos interesa Pakistán?
[Zonas agrícolas inundadas. AP]

3.-  A pesar de la gran comunidad pakistaní en algunas zonas de España (sobre todo en Cataluña), lo cierto es que no tenemos ni la más mínima idea de sus vidas ni de sus historias. De hecho, no hay lazos comunes de ningún tipo. Haití puede llegar a tocarnos aunque sólo sea por motivos históricos, que quieras o no, está sobre la Isla de la Española, pero ¿Pakistán?  ni un remoto asomo de pasado o presente en común.

4.- Por último, no se puede obviar, es verano. Los periodistas están de vacaciones y nosotros… pues también. En agosto se publican noticias ‘frescas y de color’, pero de color de rosa, que la gente está en la playa.

El asunto no es para reírse pero sí permite unas cuantas reflexiones:

–    Los medios de comunicación siguen teniendo un enorme poder y de ellos puede depender al final las reacciones de la ciudadanía y, por extensión, de los gobiernos. Hasta ahora, la ONU no ha recaudado ni una tercera parte de los fondos que, calcula, necesitará para paliar el desastre en Pakistán.

Se habla mucho de la democratización de la información, de las múltiples fuentes y de la infinidad de emisores. Pero a la hora de la verdad, quienes siguen marcando la actualidad son los grandes medios. Si ellos hablan de un asunto, los bloguers también tendemos a reproducirlo. Al final, en la mayoría de los casos, sólo nos formamos una opinión una vez hemos leído noticias en los periódicos; son pocos los post escritos únicamente a partir de la experiencia. De la misma manera, si algo no aparece en los medios, los bloggers lo olvidamos rápidamente.

Sobre este tema, os recomiendo leer el blog de David Jiménez, precisamente desde Asia, y su post: La Tempestad y la Indiferencia:

La nueva era de la tecnología informativa, con noticias ininterrumpidas y actualizaciones constantes, lejos de ayudar, contribuye al hastío. Se informa más rápido y con menos profundidad. (…) Damos menos. Toleramos mejor el dolor ajeno. Y, como Pakistán comprobará en breve, olvidamos antes.

¿Por qué no nos interesa Pakistán?
[Siempre me hago la misma pregunta cuándo veo repartir así la ayuda humanitaria.
¿No sería más lógico establecer una cola?  ¿Es esto efectivo? ¿No se está perjudicando
así a los más débiles?]

 

2 comentarios

Dejar respuesta

Escribe tu comentario
Introduce tu nombre