El vaivén de los refugiados en África

0
Flujo de migraciones y refugiados en Africa Subsahariana, 2010
Flujo de migraciones y refugiados en Africa Subsahariana, 2010

Miren el mapa. A priori, un montón de flechas sin orden ni concierto, dificil de enteneder.

Empezando por el punto caliente, el cuerno de África, vemos cómo desde Somalia invaden Kenya, representados por la flecha más grande que cabe imaginar, pero parten también hacia Etiopía, -y de allí de nuevo a Kenya-, a Djibouti, a Eritrea y hasta Egipto. A su vez, desde Eritrea salen muchos hacia Sudán. Y desde Sudán, miles marchan hacia Chad, expulsados por el conflicto de Darfour.

Desde la República Democrática del Congo van a a Uganda, a Tanzania, a Zambia y hasta Sudáfrica. Pero a su vez, la RDC recibe a los exiliados de Angola. Y acoge también a miles de ruandeses.

Más al norte, desde la República Centroafricana se disparan los refugiados hacia Chad y Camerún. Precisamente Chad, uno de los países más pobres, recibiendo la llegada de miles de centroafricanos y sudaneses.

En el África occidental, la zona que consideramos más estable, todavía se siguen notando las consecuencias de las guerras de los 90 en Liberia, Costa de Marfil, Sierra Leona. De estos países van a Senegal, Guinea Conakry, Ghana y  Nigeria. Mientras tanto,  quienes huyen de Nigeria lo hacen hacia Camerún, y a la inversa.


En total, y las cifras oficiales nunca recogen la totalidad,  en el año 2009 existían dos millones de refugiados en África subsahariana. Y eso sin contar a los desplazados internos, que en ese mismo año sumaron 6, 5 millones de personas.  Y sin contar los ‘migrantes económicos‘, que huyen de su país no porque sean perseguidos sino porque no tienen qué comer. Supongo que por eso no hay flecha de Zimbabwe a Sudáfrica, por ejemplo.

Diez millones de seres humanos, hombres, mujeres, niños y abuelos viviedo fuera de sus hogares, en campos de refugiados o casas improvisadas, lo que supone trabajos perdidos, cosechas que no se recogieron, estudios frustrados y vidas partidas. Un continuo movimiento de personas que no se rige por leyes claras. Van a donde pueden y/o les dejan . Al lugar que tenga una frontera más sencilla de pasar. A cualquier sitio, sin saber si quiera si el destino será peor aún que el origen.

Fuente: UNHCR, la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados.

Quizás te interese:

Dejar respuesta

Escribe tu comentario
Introduce tu nombre