0

Falta poco para que los focos se enciendan en Sudáfrica. Las selecciones ya han empezado a llegar y el 11 de junio se celebrará el partido inaugural. Es una acontecimiento que servirá para dar una nueva imagen de África y que ya está celebrando todo el continente.

Sé que este Mundial tendrá muchas cosas negativas -empezando por el dinero destinado a infraestructuras que no siempre benefican a quienes más lo necesitan, el posible aumento de la prostitución y las redes de tráfico de mujeres y el hecho de que se relegue a un segundo plano los problemas reales del país– pero creo que la repercusión mediática que va a tener Sudáfrica es algo que de ninguna otra manera se podría haber conseguido.

Yo no había sido consciente de lo que está suponiendo hasta casi hoy mismo. Resulta que llevo seis meses sin tele (no porque pase de la tele y haga cosas muy interesantes, simplemente porque no venía con la casa, no me apetecía comprarla y siempre hay una serie, buena, mala o regular, que bajarse de Internet) y hoy en la peluquería he visto durante una hora Telecinco.

En esa hora han emitido unos 12 anucios de la selección y he escuchado otras tantas referencias a Sudáfrica. Si es que hasta mi abuela me pregunta ahora cosas sobre ‘África’, como dice ella, cuando el año pasado se limitaba al típico ‘¿y qué tal comes allí?’

Creo que estas cosas son importantes. Máxime cuando son muchas las organizaciones que están aprovechando esta visibilidad africana para mostrar los problemas del continente. Amnistía, por ejemplo, ha lanzado la campaña Stand Up United, 

OCULTO

Dejar respuesta

Escribe tu comentario
Introduce tu nombre