Vic se quita inmigrantes de encima

4

Hasta ahora había sido un tema intocable pero parece que los partidos y los ayuntamientos se han quitado ya la máscara y, una vez encendida la mecha, lo más probable es que el resto empiece a arder. 

Hace una semana el Ayuntamiento de Vic, gobernado por CIU con el apoyo del PSC y ERC –esos partidos que se dicen de izquierda- y con el apoyo de Plataforma per Catalunya (PxC), un partido que se autocalifica de extrema derecha, aprobó, unilateral e ilegalmente, que a partir de ahora los inmigrantes necesitarán tener el permiso de residencia para poder empadronarse en el municipio.


Hoy, un edil del ayuntamiento de Badalona, del PP, sigue la brecha abierta en Vic y se solidariza con la decisión del ayuntamiento, recordando además que es “injusto” que un inmigrante tenga los mismos derechos que un ciudadano del pueblo.


De momento, muchos otros municipios han criticado la medida o han guardado silencio, pero no sería de extrañar que, si se permite que Vic lleve adelante esta medida, muchos otros hagan lo propio. Obviamente, los que Vic no empadrone irán a los municipios cercanos y, más pronto que tarde, aparecerán voces quejándose de la situación.

Lo que ha hecho el Ayuntamiento de Vic es simplemente vergonzoso, de cobardes, como dice Juan Manuel Pardellas. Es como borrar de un plumazo todas las convenciones de Derechos Humanos firmadas desde mediados del Siglo XX, además de pasarse la legislación por el forro.

Recordemos que negar el padrón significa negar el acceso a la sanidad y la educación, gratuitas y universales en España, un asunto del que ya se ha hablado con anterioridad  porque muchos consideran que en España se dan demasiados ‘privilegios’ a los inmigrantes y que por eso han venido en tan alto número en los últimos años cuando en realidad ha sido el trabajo, que lo había y mucho para trabajar como mano de obra no cualificada y mal pagada, el que ha actuado como efecto llamada. Así se deduce del Anuario de la Inmigración en España 2009, según el cual las llegadas de extranjeros se equilibran con las demandas del mercado laborar, aunque es cierto que hubo un pequeño desajuste en la primera mitad de 2008 cuando ya la crisis afectaba a España pero seguían llegando multitud de inmigrantes, lo que hará que a finales de este año uno de cada cinco inmigrantes se encuentre en paro. 

Quizás te interese:

4 comentarios

  1. Cuánta razón tienes. Es increíble ver y oír a la gente indingada porque los dirigentes de República Dominicana no dejan entrar a los haitianos en su territorio. Como si fuera un país insolidario y cruel, cuando nosotros somos igual. En fin.

  2. Es increíble la hipocresía de la gente; ahora todo el mundo quiere solidarizarse con Haití y enviar dinero, pero cuando sus habitantes -y los de otros lugares miserables- llegan a nuestro país, ni sanidad ni educación, ni nada…

    Por mucho que critiquemos lo de Vic, han logrado su objetivo: focalizar en la inmigración el descontento de la gente por la crisis económica; un carro al que terminarán subiéndose todos los partidos a cambio de un puñado de votos.

    Una estrategia que me recuerda bastante a la que se produjo en Europa poco antes de la Segunda Guerra Mundial…

  3. Totalmente de acuerdo chicos. Y muy bien explicado, Auro. Es una verguenza con letras mayúsculas: ni sanidad, ni educación gratuita, detalle crucial que hasta ahora no he escuchado en las 'teles oficioales'. Foros como este deben servir para denunciar esa falta de civismo y humanidad.

  4. Está claro que estas formas de actuar son intrínsecas a cualquier nacionalismo, incluido el catalán, por mucho que se le llene la boca de agua al hablar de “progresismo”, “europeísmo” y otras tantas pamplinas acabadas en “ismo”… Tal vez su pensamiento podría resumirse en una sola palabra: “Fascismo”.

    Si los partidos que se llaman 'demócratas' (yo tengo bastantes dudas de que ninguno lo sea) toman como propios los postulados de Democracia Nacional, La Falanga o Plataforma x Catalunya, ¿por qué sólo Batasuna es ilegal? Al fin y al cabo, el terrorismo no es otra cosa que la última consecuencia de un pensamiento que considera inferior al diferente para luego negarle sus derechos, es decir, lo que acaban de hacer en Vic.

    A partir de este momento, CiU, PSC y ERC -al menos sus formaciones en Vic-, pasan a ser considerados partidos que promueven el terrorismo (tanto ellos como las instituciones cómplices que den vía verde a su tropelía). ¡Ilegalización ya!

Dejar respuesta

Escribe tu comentario
Introduce tu nombre