The Afropolitan

0

Hace una semana encontré por casualidad esta revista, The Afropolitan. Me gustó la portada pero sobre todo su lema “Inhaling Freedom. Celebrating Life”, así que me la compré y la he estado leyendo de cabo a rabo.Sale cada dos meses y sólo lleva 10 números pero es al menos algo diferente a lo habitual y tiene secciones interesantes. Los artículos parecen casi de dominical, lo mismo habla de los 100 años del nacimiento de Kwame Nkrumah que de música o literatura, salpicado con temas como la revolución de las blackberrys, el último modelo de coche o recetas de comida. Pero cada tema, cada historia, cada artículo, todos tienen algo en común: África.La primera mujer africana directora de un fondo de inversión, la última película africana, el restaurante de moda de Johannesburgo, el libro revelación de Nigeria o la historia de los primeras independencias.Siempre África.

The Afropolitan
Entrevista especial al trompetista Hugh Masekela, en el número 10 de la revista

 

Editada en Sudáfrica –y muy centrada en este país, todo sea dicho-, The Afropolitan busca crear una especie de conciencia supranacional africana a la vez que alejar la visión de África como un lugar en el que sólo hay guerras, Sida y pobreza.

La impresión que me da es que cuidan más la imagen que el texto, y los temas no se tratan con demasiada profundidad, pero aún así, los asuntos elegidos son interesantes y pueden servir para tener un primer contacto con ellos.

Al igual que otras revistas que intentan dar una visión distinta del continente negro –como, la de Africa Arise-, va dirigida única y exclusivamente a la élite negra africana. Con un precio de 29 rands (unos 2.5 euros), y anuncios de empresas de recursos humanos, planes de pensiones, moda de diseño y residencias de lujo, su público está claramente delimitado. Aún así, no me parece mala idea. Teniendo en cuenta que entre los muchos males de África se encuentra el de la ‘fuga de cerebros’, creo que es importante que la gente más formada encuentre motivos para quedarse en sus países, y para seguir trabajando y mejorando en ellos.

 

The Afropolitan

Dejar respuesta

Escribe tu comentario
Introduce tu nombre