Un mail preocupante

1

Ayer recibí un mail sobre Zimbabwe. Me lo enviaba una sudafricana, blanca, a la que a su vez se lo había enviada otra sudafricana negra, de Soweto. Para algunas cosas no hay distinción de razas. El asunto era “¿De quién es esta casa? y en el e-mail aparecían unas 10 fotos de una suntuosa casa, más bien un palacio.

El dueño, según el e-mail, es Mugabe, el presidente de Zimbabwe. (Vete tú a saber si será verdad o no, pero es lo de menos, y tampoco sería de extrañar).

Tras las fotos, vienen dos textos. El primero dice: “Así vive Mugabe mientras su país se muere de hambre… y a nosotros se nos pide una y otra vez que ayudemos a su gente”.

El segundo, un añadido que alguien escribió más tarde, dice: “Mirad a vuestro avaricioso presidente… Mientras vosotros vivís en chabolas y venís a amontonaros aquí a Johanesburgo… Por qué no lucháis por vuestros derechos…Quizás deberiaís volver y compartir el lujo con él”

Siendo bien pensados, podría parecer un llamamiento al ‘activismo’ del pueblo zimbawés pero, más bien me temo que es una manera ‘educada’ de decirles a los zimbabweses que ya está bien, que se vuelvan a su país.

Hace menos de un año, en mayo de 2008, una ola de violencia y racismo se extendió por toda Sudáfrica dejando a varios muertos y miles de refugiados. Muchos de ellos eran zimbabwenses.

1 comentario

Dejar respuesta

Escribe tu comentario
Introduce tu nombre