La Universidad

1

El jueves empezamos las clases de inglés en la Wits, University of the Witwatersrand. No son clases formales, más bien una profesora particular de la Escuela de Idiomas que se saca unas pelillas dándonos clases por las tardes.
La verdad es que íbamos con muchas expectativas, y la primera impresión no fue demasiado buena. No por la Universidad en sí, que está bien, sino porque no había nadie; el campus estaba vacío, la cafetería cerrada, no había coches, nadie en el césped… Ambiente cero, vamos. A pesar de todo, mantenemos la esperanza de hacer amigos universitarios, y confiamos en que fuera debido a que las clases se acaban de reiniciar y los estudiantes están apurando los últimos días de vacaciones de verano.

En referencia a este incidente y sus declaraciones sobre el VIH, el dibujante sudafricano Zapiro siempre retrata a Zuma con una ducha en la cabeza, da igual que lo dibuje en una cumbre de la ONU o en el despacho presidencial.

La Universidad es muy grande, con varias facultades y a mí me recordó un poco al campus de Somosaguas de la Complu. Vimos las aulas grandes desde fuera y eran del estilo de las americanas, con bancos grandes y en escalera.

Podría decir que estaba todo un poco ‘cutre’ –no se me ocurre nada más apropiado- pero luego me acuerdo de algunas salas de la Complu y no lo veo tan mal, la verdad. El aula en el que dimos la clase se podría comparar a las ‘supletorias’ que ponían algunas veces en la facultad de Periodismo, con las sillas que tienen un asa al lado, pero sin mesas, – total pa qué!–. En este caso, sí que había mesas, lo ‘raro’ eran las sillas. Eran de plástico, similares a las que se utiliza para los niños pequeños en preescolar pero en tamaño grande. A pesar de todo, no eran incómodas.

Lo más curioso de todo nos lo encontramos en el servicio de las chicas –por cierto, no había pintadas en las puertas, ¿a qué se dedica esta gente?-. Sobre los lavabos había una caja grande, del tamaño de una caja de galletas, más o menos- llena de condones. Empaquetados en bolsitas de 10 en 10. La idea me parece muy buena teniendo en cuenta que aproximadamente una de cada cinco personas adultas es seropositiva- pero lo malo es que la caja estaba llena a rebosar. Espero que sea porque los estudiantes no han vuelto a clase, pero me temo que el tema de los anticonceptivos aún sigue siendo tabú y no los coge mucha gente. Teniendo en cuenta que el que probablemente será próximo presidente del país, Jacob Zuma, aseguró que como se había duchado después de mantener relaciones sexuales con una mujer seropositiva no podía estar contagiado, ¿qué se puede esperar?.

* En referencia a este incidente y sus declaraciones sobre el VIH, el dibujante sudafricano Zapiro siempre retrata a Zuma con una ducha en la cabeza, da igual que lo dibuje en una cumbre de la ONU o en el despacho presidencial.

 

1 comentario

  1. esperemos que esta gente vaya descubriendo las gomitas.. aquí en España hemos empezado a usar anticonceptivos, el cinto de seguridad o el casco hace relativamente poco, así que será cuestión de que se vayan acostumbrando.. entretanto… llénate bien los bolsillos!! que aquí los condones valen una pasta!! jijiji

    En cuanto a la descripción de la universidad.. pues sí que parece cutre.. pero vamos, que habiendo estudiado donde has estudiado, pocas unviersidades pueden ser más cutres.. allí x lo menos habrá llegado el Explorer.. y aquí había pocos pc´s y con el Netscape.. y con Tipómetro! así que para cutrería… Periodismo de la Complu!!

    No había pintadas en las puertas? será porque han pintado durante las vacaciones.. en cualquier caso.. prueba a escribir “Afrikaners hijos de puta”… o “negros de mierda”, en su defecto, ya verás como a la semana siguiente ya no hay ni puerta!

Dejar respuesta

Escribe tu comentario
Introduce tu nombre